En ocasiones, el hecho de haber crecido como colombófilo entre gente buena resulta un lastre cuando tienes que vértelas con la creciente cantidad de parásitos y gente tóxica que ha decidido sacar tajada de, o simplemente tocar las narices en grado sumo al resto de colombófilos.
Y es que cuando sales al mundo (al mundo colombófilo, vaya), has de poner especial cuidado en el tipo de personas con las que te relacionas y en el grado de confianza que estas merecen. Porque es un deporte el nuestro en el que siempre deben ir por delante la confianza, la educación y las buenas maneras… y cuando todo ese andamio se va a tomar viento, mejor apaga y vámonos.

Me encuentro estos días un poco enfadado con cierta fauna que campa por la colombofilia, así que como (por el momento el ministro de justicia no ha reparado mucho en ello) darle a la tecla es relativamente libre, quería cargar un poco contra este tipo de sujetos y compartir con vosotros 3 situaciones vividas por un servidor que han servido para espabilarme de cara al mundo exterior y sacudirme un poco la inocencia del niño para el que la colombofilia era un mundo lleno de “gentleman” con palomas en las manos.

dineronio

Recibía hace unos días el correo electrónico de un amigo felicitándome por el hecho de que otra Web de venta de productos colombófilos, palomas e incluso palomares enteros, hubiese traducido al portugués y publicado uno de los artículos sobre Ludo Claessens que tuvimos el gusto de compartir con vosotros las pasadas semanas.
Después de reírme un rato pensé en que es buena cosa que te salgan imitadores… tal vez se debiese al hecho de que lo que hacemos tiene difusión y le gusta al personal. Así que allá me fui a ver la traducción al portugués de la 1ª parte de “Solo en la cima” y en efecto, allí estaba nuestro artículo. Lo ha escrito Stefan Mertens y está publicado en un buen puñado de webs, pero todas en inglés. Pero aquel que estaba allí era el nuestro, el que nosotros habíamos traducido con mimo para thepigeonsite.com.
Vaya, vaya, pensé y al momento sentí cierta punzada de orgullo al creer que lo que hacemos cala. Y, con muchas ganas, me puse a leer el artículo mil veces leído y de sobra conocido, pero que por un azar del destino había seguido una cadena vital para pasar a otro idioma. Hasta que llegué al final y descubrí la triste guinda del pastel:
Traduzido da publicação original de Stefan Mertens
Hay que ser miserable, pensé. Aprovecharse del trabajo de los demás, traduciendo de un idioma afín al tuyo sin demasiado esfuerzo y ponerte galones proclamando que los has hecho del original… Y lo que es peor, mostrar el más absoluto desprecio por quien sí lo ha traducido del original y pidiendo permiso (como hacemos siempre) para traducir y publicar.
Claro está, no es lo mismo compartir algo sacado de una triste Web española, que hacerlo de una más internacional y de habla anglosajona… y es que cuando te ganas la vida vendiendo, la reputación y el ponerse galones son muy importantes.

¿Qué como sé que lo habían traducido a partir del nuestro y no del publicado en siegelpigeons.com? Sencillo… algunos nombres de palomas estaban traducidos al portugués, entre paréntesis, al lado del original en holandés. Y ¡oh maravilla! exclusivamente aquellos que nosotros habíamos podido traducir, que no fueron todos… ya que en el original, Stefan no había traducido ni uno sólo de ellos al inglés…
billetes

Incluyamos lo del “árbol genealógico de las palomas Claessens”, del que tampoco hay rastro en el original y el hecho de que ya acabado el artículo te encuentres conque las palabras clave sean exactamente las mismas y en idéntico órden que en el nuestro, lo que demuestra que el que lleva la Web no tiene ni puñetera idea de para que sirven y las mete igualmente a bulto como parte del artículo… Y ya está, ¡Ya quisieran en CSI tener un caso tan condenadamente fácil de resolver!

Y ahora bien, ustedes podrían pensar ¿y que leches importa o deja de importar esto?
No mucho la verdad. Pero volviendo al tema de lo importante que es en este deporte la confianza y más cuando hay dinero de por medio, el hecho de que una empresa de venta de palomas muy conocida en la península, en la cual muchos colombófilos tienen que confiar a ciegas, sin saber si vende realidad o sólo humo, falte a la verdad en algo tan infantil como mencionar la procedencia de un artículo… da mucho en lo que pensar.
El papel lo aguanta todo… y luego, como dice Schaerlaeckens, aparecen las parejas “súper-reproductoras” a las que, en una misma semana, se les venden 4 pares de huevos mediando un suculento monto.

 

 

Hace un par de temporadas, tuvimos la suerte de incorporar a dos nuevos socios en el club al que pertenezco. Algo digno de mención en los tiempos que corren. Estos dos compañeros, junto con otro que pretendía modernizarse, decidieron hacerse con un reloj electrónico para facilitar lo de concursar y tener una familia.
Maldita la hora en la que me comprometí a echarles un cabo y ayudarles a tratar de encontrar relojes de 2ª mano, que siempre están un poco más baratos.
Fíjense por donde que quiso el destino que encontrase a un colombófilo que, entre otras cosas se dedicaba a esto, a comprar relojes y revenderlos, en la otra punta del país.
Fantástico, pan comido y trabajo hecho.
Pedía el hombre (en Galicia diríamos muy “parrandeiro” y en su zona, muy “shandunguero”) una cantidad que equivalía más o menos a la mitad de un equipo nuevo. Jurando y perjurando que todos estaban en perfectas condiciones... y que sólo los usaba una viejecita para concursar aquellos domingos que cuadraban en jueves santo y no podía saltarse la misa…
Podrán imaginarse la alegría con la que le conté el hallazgo a mis compañeros. Estando las cosas como están, no era mal negocio y los tres concluyeron que les mandase uno para cada uno.
Pero, ahora viene lo bueno, una semana más tarde, me llamaba el vendedor para hacerme saber que debido a la fluctuación de los mercados internacionales, la inflación y los movimientos bursátiles de la electrónica colombófila, se veía obligado a incrementar el precio de cada equipo en 50 € (para los que nos leen desde el extranjero, 50 € equivalen hoy por hoy a 65,6 $ americanos, 794,9 pesos mexicanos, o 412,4 bolívares venezolanos). Se podrán imaginar mi cara mientras el paisano me contaba toda aquella patraña y estaba a punto de mandarlo a tomar por donde amargan los pepinos. Y lo que resulta aún peor… se podrán imaginar la de mis compañeros cuando les di la noticia.

dinerosacoAl momento dos de ellos ya desistieron de negociar con semejante elemento, lo cual resulta bastante lógico.
El tercero, tal vez más necesitado del reloj de 2ª mano, aceptó.
Tras un poco de tira y afloja, conseguimos que nos mandase el reloj antes de ingresarle un miserable euro, para poder verlo y comprobar que funcionaba perfectamente. Y es que cuando has perdido la confianza, se te disparan todas las alarmas.
Llegaba el reloj a la semana, portes pagados por el remitente.

Saben ustedes, queridos lectores, que la historia no va a mejorar ahora… aquí no vale lo de “fueron felices y comieron pato a la naranja todos los viernes al llegar a casa del trabajo”… El reloj en si, el aparato con los botones y la pantalla, estaba más o menos decente, pero la antena de recepción… daba auténtica pena. Parecía que una manada de ratas enfurecidas la hubiese usado a medias como alimento y a medias como orinal. Tan grotesco era el espectáculo, que la cara del repartidor de paquetes al sacar la antena para que pudiese verla, estaba como para hacerle una fotografía.
Supongo que le llevaría una semana quitarse el olor a orina de rata de la mano.
Además del plástico de la antena, los propios cables habían sido roídos hasta el punto de que en algún lugar los hilos estaban al descubierto.
Negocio redondo.
Cuando le hicimos saber a este campeón el estado en el que se encontraba la antena y que pensábamos enviársela de vuelta, se comprometió a mandarnos una en mejores condiciones si comprábamos el reloj.
A día de hoy creo que mi compañero aún está concursando con una antena medio roída…

 


Triste es pedir, pero más triste es robar… aunque más triste aún es aprovecharse de las ilusiones de la gente.
Esta temporada (ignoro donde demonios lo habrá visto publicitado) mi padre ha comenzado a administrarle a nuestras palomas un concentrado de fructosa, vitamina C y metionina. Les recomendaría no leer el prospecto porque, como siempre, a uno le entran dudas de si debería tomarlo él mismo, con tanto beneficio como anuncia…
dineropuroHace años que intento no discutir con mi progenitor sobre este tipo de cosas. El tiempo me ha enseñado que, ya sea por experiencia en la vida o porque el destino tiene un extraño sentido del humor, los padres presentan un elevado porcentaje de acierto cuando hacen cosas que a los hijos nos parecen ilógicas. Así que dejo que sea feliz y, como no creo que un poco de azúcar (quien sabe si lleva lo demás) les vaya a hacer daño a las palomas, como no podía ser de otra manera todos los días (para acabarlo antes e ir a comprar más) les ponemos en el agua de bebida 2 pequeñas cucharadas de esta panacea que va a multiplicar el rendimiento y la resistencia de nuestras palomas como jamás hemos soñado…

El caso es que, cuando al cabo de mes y medio acabamos el primer paquete y pedimos el segundo, nos sorprendió que su precio se hubiese incrementado en 0,60 €.
Como ahora ya estoy un poco más avispado con estas cosas, supongo que el aumento en el precio del potingue en cuestión se ha debido a la fluctuación de los mercados internacionales, la inflación y los movimientos bursátiles de la nutrición colombófila… de la misma manera que el precio de las semillas se viene incrementando prácticamente cada mes…

No sé ustedes, pero este servidor ha comenzado a tener, de un tiempo a esta parte, la extraña sensación de que disponer de licencia de colombófilo, o simplemente ser criador de palomas, te convierte en el objetivo de una jauría de gente con muy pocos escrúpulos a la que es mejor evitar como si se tratase de serpientes de cascabel.
Dar con una persona, ya sea comerciante o vendedor, con un mínimo de decencia parece harto complicado, así que si tienen la suerte de dar con una de ellas, no la pierdan de vista y pásenme su contacto.

Un abrazo.
Carlos Padín Cores.

Comentarios  


Soltamos el Sábado desde Almazán (500 Km.) y Zaragoza (700 Km.). Acabamos de encestar esta misma tarde.
Tenemos alguna suelta portuguesa cerca, pero estamos como siempre en contacto con ambos distritos para coordinarnos en la salida. A ver si todo sale bien como en Alcázar de San Juan.

Un abrazo.
Responder
Llevas razón, jajajajajaja. Es que luego las hay que ponen más huevos que las kikas enanas esas, pero bueno eso es a gusto del comprador y todos contentos. Por cierto cuando soltais este finde, el sábado? lo digo por los portugueses. Otro abrazo para tí.
Responder
Hola Rico.
Hay que reconocer que el vendedor de palomas había trabajado, pues tradujo al portugués... donde se pasó 3 pueblos fue al falsear el origen de la traducción, haciéndolo pasar por anglosajón cuando en realidad sólo la había traducido del castellano (que se ve que no es tan chachi).
Como para fiarse de lo que pone en los pedigríes de las palomas que vende...
En fin...

Un abrazo para Asturies!
Responder
Carlos mi enhorabunea por ese texto pues refleja muy bien la realidad del día a día. Me los he encontrado copiados hasta en Argentina. Un abrazo campeón.
Rico
Asturias
Responder
Gus, es que este es un universo a parte... aquí el que no puede ponerse una medallita volando palomas, se la pone con el copiar-pegar y listo. Porque tienes toda la razón, de una a otra traducción va un mundo.
Cuando uno no tiene NPI del tema, o no le gusta trabajar, el traductor de google resulta una herramienta espectacular (y te echas unas risas con el castellano de nivel "maestro Yoda"), antes que aprovecharse del trabajo de los demás.
En fin... voy a visitar "Esperando palomas" (http://gus-tavo-medina.blogspot.com.es/) a ver que artículos puedo piratear allí... XDXD
Responder
:lol: :lol: :lol: Bienvenido al club Carlos... el tema que mencionas al principio, sobre la copia de artículos sin citar a los traductores, es algo sangrante y muy pero que muy habitual. En cualquier caso, yo no pierdo la esperanza de que la gente vaya tomando conciencia de que es algo "poco elegante" y siempre que me sucede contacto con quien lo ha publicado. En la gran mayoría de los casos lo rectifican sin problema, aunque lo cierto es que me he encontrado a unos cuantos que se cerraban en banda e incluso negaban que lo hubieran tomado de mi web, cuando, como tú bien indicas, es muy sencillo saber cuándo un artículo parte o copia al tuyo y no al original, pues hay muchas expresiones que no se traducen de forma literal y cada traductor lo hace de forma diferente.

Saludos,
Gustavo Medina
Islas Canarias
www.gusmedina.tk
Responder
Vicente, Miguel, muchas gracias.
La colombofilia me ha dado gente espectacular (como diría el genial colombófilo Moncho García, "un orgasmo de personas") que ya es, o considero, parte propia de mi familia. Pero cada vez con más frecuencia me pone frente a este tipo de individuos que sólo piensan en su propio culo.
Y no se me quita de la cabeza pensar que lo de la puñetera crisis nos está volviendo imbéciles perdidos.
Si necesitáis desahogaros, tenemos sitio de sobra... yo me he quedado "ASÍN DE BIEN" y eso que no os he contado la del tipo que se fue del club sin pagar el cambio de batería del reloj, o la de aquel coordinador de sueltas que se quedaba dormido los días de concurso y después se dedicó a menospreciar a quienes lo sucedían, con un par.

Un abrazo.
Carlos.
Responder
yo ultimamente he tenido varios chascos con colombofilos y tiendas que mejor no contar y que te quitan las ganas de palomas asi que me solidarizo contigo.un saludo

pd.gracias a dios o a quien sea tambien conozco mucha gente buena dentro de esto el unico problema es que terminan desapareciendo por no vivir con estas tensiones.
Responder
Carlos, no desesperes, mira a tu alrededor y veras como la mayoria de los colombofilos formamos parte de los que nos creemos todo, sino, no habria teorias, potingues milagrosos ni mercado, yo creo que es inerente al hobby, aunque, como somos muchos, es mas facil dar con buena gente.
Un saludo.
Vicente Balbuena Vizcaino
Benalmadena
Malaga
Responder

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *




+ ARTÍCULOS DEL AUTOR


Por: Carlos Padín Cores


Por: Carlos Padín Cores

Por: Carlos Padín Cores


Back to top