Justo cuando me estaba preguntando qué escribir a continuación, algo que fuese lo suficientemente interesante como para cautivar a los lectores, Karel llamó a mi puerta. Karel es uno de los responsables de las sueltas, y en ese momento podía palparse la tensión que aquello le estaba generando. Parecía realmente enfadado. "Adelante, Karel", dije. Dio unas cuantas vueltas a mi alrededor con mucha cautela, y al llegar a un rincón oscuro, se detuvo abruptamente. "¿Podrías, por favor, encender la luz?", Suplicó. Hice lo que me pedía y lo acompañé a la sala de estar. Escudriñó ansiosamente todos los rincones de la habitación. "¿Hay alguien detrás de las cortinas?" Abrí las cortinas para que pudiese comprobarlo, no había nadie allí. Solo entonces se sentó y se tranquilizado. "¿Quieres una cerveza?" Le pregunté. Él negó con la cabeza, lo que me sorprendió mucho. ¿Karel rechazando una cerveza? No parecía él mismo. "¿Problemas?" Le pregunté. "Por favor, no preguntes, todo son problemas". Mi esposa entró en la habitación, pero cuando le tendió la mano, Karel retrocedió temerosamente contra la pared.

 

GRAVE

 

Algo tenía que estar seriamente mal aquí. Sabíamos que Karel era un personaje alegre, pero ahora irradiaba desdicha. "¿Que está pasando? Le pregunté. Entonces se explicó: "Todo comenzó hace tres años. Me pidieron que asumiera la responsabilidad de las sueltas. Tenía facilidad para interpretar mapas meteorológicos en Internet y, por lo tanto, me consideraron la persona adecuada para aconsejar sobre las sueltas. Acepté. Durante la campaña deportiva, me levantaba todos los fines de semana a las 5:00 de la madrugada. Estudiaba las predicciones meteorológicas e informaba acerca de cuándo podrían liberarse las palomas.

 

Mapa isobárico de Europa.

 

Durante dos años, todo fue rodado. Nadie me conocía, ni a mí ni a la función que desempeñaba, y nadie sabía el esfuerzo que tenía que hacer para permitirles competir con sus palomas sin problemas. Pero este año comenzó a torcerse todo, fue en la carrera desde Dourdan (Francia). La ruta de vuelo estaba despejada. Había un frente de mal tiempo sobre los Países Bajos, pero se suponía que acabaría por desplazarse hacia el norte. Sin embargo, contra todo pronóstico, el mal tiempo viró hacia el sur, y la suelta fue un desastre. Luego vino la suelta desde Arras (Francia). Se suponía que la niebla presente en la trayectoria de vuelo se levantaría temprano, así que aconsejé soltar las palomas. Pero la niebla permaneció firmemente en su lugar, y de nuevo se perdieron muchas aves.

 

OBJETIVO

 

"A partir de entonces pasé a encontrarme en el punto de mira. Los aficionados me evitaban o directamente me llamaban asesino. Recibía amenazas de muerte y cartas que decían que vendrían a por mí. Algunos colombófilos incluso llegaron a llamar a la RSPCA (siglas en inglés para la “Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales”), tachándome de torturador de animales, que deliberadamente enviaba a sus palomas a una muerte segura. Entonces, un día, mi hijo llegó a casa completamente empapado. "Bueno, esta es la última vez que te hago caso", se quejó. Quería ir en bicicleta. Le dije que no se preocupase, porque el pronóstico del tiempo era muy bueno, pero luego comenzó a llover mucho". A pesar de toda la tecnología moderna, ni siquiera podemos predecir el clima local. Y se esperaba que Karel pronosticara el clima en cientos de kilómetros.

 

POR SÍ MISMOS

 

Uno de estos críticos había llevado a sus pichones a un entrenamiento particular, y había perdido un tercio de los mismos. Otro fue el único aficionado que perdió un número considerable de pichones en una suelta de entrenamiento social. Tales colombófilos ni siquiera tienen derecho a criticar. He estado en el punto de suelta de Quievrain (Bélgica) en tres ocasiones. Y lo que pude observar en algunas de aquellas cestas resultó desgarrador. No sé mucho sobre palomas mensajeras, pero puedo ver si están en buen estado de salud. Con muchas de las aves de aquellas cestas, iría a un veterinario en vez de participar en una carrera. ¿Encestan palomas enfermas y culpan a los responsables de las sueltas cuando se pierden? ¡Vergonzoso!

 

PERSONAS

 

Por supuesto, también los responsables de los concursos cometen errores. Pero, ¿quién no? Podemos encontrar chapuceros, que son incompetentes en el trabajo que desempeñan, en todos los niveles de la sociedad. Y estas manzanas podridas deben ser eliminadas. Incluidos los responsables de las sueltas. Pero la mayoría de ellos son gente competente, hacen todo lo posible y merecen nuestro respeto. Pero la realidad es que se espera que ellos sepan más sobre climatología que los propios meteorólogos profesionales. E incluso estos se equivocan a menudo.

 

Un espectáculo fascinante, pero a veces es muy complicado tomar decisiones.

 

Para el caso, el sucedido en cierta ocasión en Holanda, realmente triste. El WOWD (un equipo de "científicos" que ayuda a la NPO -Organización Holandesa de Colombofilia-) dio el consejo de no competir con los pichones, debido a las altas temperaturas que se esperaban, y al hecho de que los pichones aún no saben encontrar los bebederos de las cestas. Sin embargo, algunas Federaciones decidieron ignorar la advertencia. ¿Estaban en lo correcto?

¿Estaba acertada la NPO? Es un hecho que las palomas, incluidos los pichones (¡siempre que estén sanas!), pueden soportar muy bien las altas temperaturas, siempre que no haya mucho viento en contra. En los países donde la mayoría de las sueltas se celebran bajo climas tropicales, lo saben. Disponer agua en la cesta para que puedan beber, eso es lo que importa.

El problema con el clima cálido no es, por tanto, el regreso al palomar, sino el viaje dentro de las cestas hasta el punto de suelta.

 

CIEGOS

 

Muchos colombófilos deberían mostrar un poco más de respeto hacia las personas que se desviven para proporcionar las condiciones necesarias de cara a tener una buena suelta. Están, por ejemplo, los encestadores, los limpiadores, las personas que pasan horas asociando chips y que son los primeros culpables cuando algo sale mal... y están los responsables de suelta. La NPO y la KBDB (Koninklijke Belgische Duivenliefhebbersbond -Real Federación Belga de Colombofilia-) son señaladas por muchas razones, y en ocasiones están completamente difamadas por los medios. A menudo por personas no demasiado competentes. ¿Pero no han culpado siempre a la KBDB y a la NPO? Nunca he tenido noticia de algo diferente.

 

EL RESPETO

 

En otros deportes, los oponentes se abrazan después de que el rival haya ganado. Cuán diferente es en nuestro deporte. En 2006, competí desde Noyon (región gala de Picardía) por Bélgica. Directamente, esos pichones ganaron el campeonato general en una gran Federación. Al año siguiente esas mismas palomas ganaron el campeonato general de yearlings. Las temporadas de 2008 y 2009 también alcanzaron muchos éxitos. Como guinda del pastel, la carrera desde Dourdan con mal tiempo, con 20 de 20. Solamente tuve una única carrera que no fue buena.

No creerían lo felices que eso hizo a muchos colombófilos.

 

OTRA PERSONA

 

No querrían imaginarse qué tipo de insultos tienen que soportar algunos aficionados que están alcanzando buenos resultados. Incluso se los culpa por cosas que no tienen nada que ver con la colombofilia. Conozco bien cómo deben sentirse. Durante décadas he ganado (sin exagerar) todo lo que había por ganar en los Países Bajos. Los chismes, las mentiras y las críticas durante aquellos años han sido las responsables de muchas noches de insomnio. Pero todo aquello ha quedado ya en el pasado. Ahora siento lástima de estos críticos, que raramente logran nada por sí mismos. En algunas partes de Holanda, la colombofilia todavía está en auge. Y es especialmente en estas partes donde los colombófilos se respetan y se ayudan mutuamente. Le hablé a Karel de todo esto, pero me temo que lo hemos perdido, porque en este deporte, normalmente, siempre es otra persona la que tiene la culpa cuando las cosas van mal. ¿Por qué no le damos a los responsables de las sueltas, gente que lleva a cabo una labor durísima, unos verdaderos campeones, una palmada en la espalda de vez en cuando? No se imaginan cuánto la apreciarían.

 

Traducido para Thepigeonsite.com por:

Carlos Padín Cores

 

Original extraído de:

http://www.schaerlaeckens.com/articles/

 

Autor:

Ad Schaerlaeckens

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *





Back to top