El pasado fin de semana se celebró en Ribadumia (Pontevedra) la primera edición del Derby Rías Baixas. Un proyecto de colombódromo que nace con una visión diferente y un proyecto afianzado con pilares sólidos que avalan, el conocimiento de la paloma mensajera y los resultados deportivos. Este proyecto nace con una meta ilusionante: conseguir grandes logros deportivos desde un palomar que alberga gran número de palomas como lo son todos los colombódromos.

Los que venimos siguiendo este proyecto desde su comienzo podemos afirmar que además de bases sólidas se afianza una preparación y procedimientos de manejo exquisitos, información detallada y actualizada a diario, ilusión y lo más importante, proyecto de futuro.

Las palomas han tenido desde su llegada al colombódromo un trato profesional, en cuanto a la salud nada hay que decir más que halagos, el único colombódromo de España en el que se trata a las palomas como en un palomar convencional, nada se deja al azar, nada de hacinamientos, ver ese equipo de pichones entrenar es un gusto para cualquier aficionado experimentado.

Allí estuvimos en la final este pasado fin de semana. Múltiples aficionados de España y Portugal disfrutamos de un fin de semana intenso y lleno de colombofilia. La suelta final desde Villacastín arrojó unas llegadas espectaculares, bandos de palomas llegaban y entraban al palomar en décimas de segundo.

Un trabajo bien hecho. No me cabe más que felicitar en primer lugar, al equipo del derby, Roberto, Guillermo y José y por su puesto a los flamantes vencedores, el tándem asturiano formado por los Sres. Gavito y Tuñón.

Nando de la Fuente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios  


Resulta ilusionante volver a tener iniciativas tan buenas como esta. Espero que sigan trabajando con la misma ilusión que la primera vez y les deseo un futuro lleno de éxitos.
Responder

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *





Back to top