En esta última entrega acerca del palomar Claessens, quería hablar con Ludo sobre sus métodos. ¿Qué hace para tener semejante éxito en colombofilia? ¿Cuando, con qué, y durante cuánto tiempo trata a sus palomas contra las enfermedades? ¿Cómo motiva a sus aves? ¿Cómo las alimenta? Estas eran todas las preguntas que tenía en mente, pero cuando le formulé a Ludo la primera de ellas, me quedé muy sorprendido con su respuesta:
“Escucha, Stefan, no tengo un sistema establecido. Cada año varío, nunca hago lo mismo dos años seguidos. Cada temporada es diferente, por lo que cada temporada manejo el palomar de forma diferente. No, no tengo una fecha fija para emparejar a mis viudos. Y no, no los alimento siempre de la misma manera”.

Y allí estaba yo, con todas aquellas preguntas que ya no valían para nada. ¿Qué podía hacer? No tenía nada sobre lo que basar este artículo sobre el palomar de Ludo…
“No hay problema”, dijo Ludo. “Hablaremos de los resultados de los últimos años. Lo único que cuenta son los resultados. Es muy simple. Por lo demás, sólo puedo hablar de lo que hice en la última temporada, la temporada 2000”.

ludo3

Después de 1995

Tras la subasta de 1995, gran cantidad de colombófilos creyeron que Ludo dejaría de ser un aficionado de alto nivel. Se habían vendido muchas de sus mejores palomas. Por lo tanto, sería imposible volver a estar a la misma altura de antes, es decir, solo en la cima.
Pero esa visión no tenía en cuenta la motivación de Ludo. Hasta 1995, se había centrado en las carreras de palomas jóvenes, pero después de su subasta, este “superhombre” se concentraría también en las carreras de palomas adultas. Las “palomas Claessens” se convertirían en aves integrales.

La temporada 2000

Ludo no podía dar crédito a lo que oía cuando algunos aficionados le decían que la colombofilia se había vuelto impracticable  sino disponías de una nevera repleta de medicamentos. Daba igual que fuese invierno o verano, siempre estaban tratando contra alguna enfermedad.
“Pero también pueden hacerlo de otra manera”, les decía Ludo. “Les aseguro pueden tener éxito con un mínimo de medicación, pero regresando luego a la “vía natural” de la vieja colombofilia. ¿Saben cuál es el problema de la colombofilia moderna? Que todo va muy rápido. La mayoría de los aficionados están compitiendo con sus palomas hasta septiembre. Comienza la muda, y para cuando haya finalizado, deberían estar listos para la temporada de cría invernal. Con todo tipo de medicamentos, podemos conseguir que las palomas (incluso los viudos) estén listas para cada temporada. Pero esta clase de colombofilia olvida una cosa importante, la naturaleza necesita descansar.
Tomemos como ejemplo la cría de invierno. Cuando echamos un vistazo al exterior, podemos observar que todo está “muerto”, mientras que nosotros seguimos manteniendo despierta la naturaleza de nuestras palomas con todo tipo de trucos artificiales. Las alimentamos con una dieta más fuerte, y les ofrecemos luz extra. ¿Alguien cree que puede seguir haciendo esto sin castigo?”

“Emparejé el 26 de enero, y así les di a mis palomas un período más largo de descanso a fin de prepararlas para la cría de invierno. Nunca estimulo la muda y desde septiembre hasta finales de enero, no les administro medicación alguna. Ni siquiera trato contra tricomoniasis, porque lo hago al finalizar la temporada de concursos. Dado que durante el invierno no están en contacto con otras aves, no pueden infectarse, por lo que no tengo que tratar. Las palomas que durante el invierno no presenten un “nivel sanitario” normal, serán eliminadas. Incluso una magnífica paloma con primeros premios (1ª desde San Quentin contra 633 palomas y 1ª desde Nijvel contra 2281), pero que presentaba de forma constante malos excrementos tuvo que irse. No estoy preparado para tratar con medicamentos durante este período. Nunca vendería una paloma así, porque un ave que no es buena para mí, no va a ser buena para nadie.”

Estado natural

“Dejé que mis palomas entrenasen durante todo el año, incluso en el invierno. Las aves sanas entrenan tanto en el invierno como en el verano y cuando les ofreces una dieta un poco más “pesada”, estás desarrollando las condiciones naturales necesarias para iniciar la reproducción.
Cuando el equipo de viudos empezó a criar, los vacuné contra paramixovirus. Al mismo tiempo, el veterinario Marien me visitó para hacerles un chequeo completo y, créanlo o no, sólo después de examinar a 20 de mis palomas fue capaz de encontrar en una de ellas una leve tricomoniasis. Y, por cierto, era una de mis mejores aves.

ludo4Así que en 2001 crié sin tratar contra tricomonas. Junto con los 20 viudos, acoplé otras 20 parejas. Sólo para que quede claro, cuando hablo de parejas reproductoras, me refiero a parejas que criarán 4 pichones, uno de ellos muy bueno y otro “útil”. Les puedo asegurar que estas parejas no son tan comunes.
De los huevos las 40 parejas, sólo me quedé con 20. Tras 10 días de incubación, únicamente los huevos de cinco de las parejas se convirtieron en Kerstens-Claessens. El resto fueron desechados. Los 10 “mejores” machos pudieron, con el tiempo, iniciar una nueva nidada con otra hembra.

Los viudos debían criar dos pichones. Volví a dejarlos poner huevos, pero en esta ocasión no tendrían pichones e incubarían hasta que abandonasen el nido.
Macho y hembra deben criar juntos una puesta sin ningún tipo de problema. Un macho que no realice una muy buena temporada tras una sola puesta, será eliminado.
Cuando la hembra, junto con un pichón de 14 días de edad, sea pasada al palomar de jóvenes, el macho debe criar al otro pichón el solo. Ante esta situación, los machos se pusieron en las mejores condiciones, lo cual era ideal para comenzar la temporada de concursos.

Cuando el último pichón tiene 22 días de edad, pasará también al palomar de palomas jóvenes. Todos los pichones fueron controlados, y en uno podía observarse claramente un poco de “amarillo” en la garganta. Normalmente no trato durante el verano, pero como hacía poco que habíamos comenzado el año, decidí darle Spartrix. El resto de pichones recibirían únicamente media dosis.”

Palomar y colombófilo

Ludo dice que también existen otros dos factores muy importantes para tener éxito en los concurso, es decir, el palomar y el colombófilo. Un colombófilo de gran nivel se ve condicionado por gran número de factores. Relativos tanto a los resultados de sus propias palomas, como a las del resto de concurrentes. Debemos aprender a “leer” los resultados. Pongamos por caso una carrera con los cinco primeros clasificados situados en el oeste, mientas que el sexto está en el este. “Bueno, si tengo que elegir”, dice Claessens, “me quedaría con la paloma que se clasificó en sexta posición, la “ganadora moral”. Ella fue ese día, sin discusión alguna, la paloma más fuerte.”

“Por supuesto, el palomar es muy importante. La posibilidad de cambiar el tipo de palomar cuando varían las condiciones climatológicas es fundamental. En ocasiones podemos observar cómo las palomas de un mismo palomar se encuentran todas en casa antes de que lo hagan las de otro palomar. No siempre la calidad de las aves es lo primordial. Un nuevo tipo de palomar, el mismo colombófilo y aún sin mejores resultados… así es en ocasiones la colombofilia.”

Ver algunas de las mejores palomas del palomar Ludo Claessens.

Traducido por Carlos Padín Cores para http://www.thepigeonsite.com

Original publicado en: http://www.siegelpigeons.com/news/news-ludo-2.html

Autor:
Stefan Mertens

Comentarios  


#2 Carlos Padín Cores 06-05-2013 08:07
Gracias Álvaro.
Aunque la sucesión de artículos no ha llegado a satisfacerme del todo, creo que se ha centrado más en el fin que en los medios, ha sido interesante conocer un poco más a Claessens.

Le haremos llegar a Stefan tu felicitación.
Un abrazo y gracias de nuevo.
Responder
#1 Álvaro 03-05-2013 21:14
Muy buen articulo
Responder

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *




+ ARTÍCULOS DEL AUTOR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Back to top