Ahora que las mejores líneas de palomas mensajeras se encuentran ampliamente distribuidas por todo el mundo colombófilo, la principal preocupación de muchos no radica en la calidad de sus aves (hoy en día, todo el mundo tiene palomas de calidad), sino en la forma.
Y cuando la forma es óptima, el único problema que puede impedir el alcanzar buenos resultados es el siguiente: la ubicación del palomar.
Esta se ve condicionada sobre todo por el grado de “agrupación” de los colombófilos en cada zona y por el viento.
La agrupación no es un problema insuperable para las palomas realmente buenas, pueden desprenderse del bando, contra un viento desfavorable, sin embargo, incluso las mejores palomas luchan una batalla desigual.
Podemos aplicar este principio tanto a las carreras de velocidad como a las de larga distancia, algo de lo que los aficionados que viven en el extremo este u oeste de su zona, saben muy bien.
En el instante en que los minutos dejan de cobrar importancia en favor de los segundos, incluso en carreras de larga distancia donde puede cerrarse el plazo de control, en ocasiones, en apenas media hora, la ubicación del palomar se vuelve cada vez más relevante.

CronómetroAl observar el pronóstico del tiempo, a veces se puede decir, incluso antes del enceste, quien va a salir perdiendo y quien va a acaparar todos los premios.
¿Concursos justos para todos?
¿Carreras en donde las palomas del primer bando y del último, en el lado este y en el oeste, tienen las mismas oportunidades?
¡Son virtualmente pocas o ninguna!
Afortunadamente para nuestro deporte, vivimos en un país (Holanda) en el que nada es tan cambiante como el clima, y por lo tanto la diosa Fortuna sonreirá más a un aficionado hoy, y a otro mañana.
 
La agrupación
Tomemos Bélgica como ejemplo.
¿Por qué los aficionados de Amberes y Brabante toman parte en las carreras Nacionales de Bourges todos juntos de forma masiva?
Debido a que, por lo general, obtienen mejores resultados en estas carreras.
Los aficionados flamencos y los de Limburgo son menos entusiastas porque creen que tienen menos posibilidades en esta carrera, lo que crea un círculo vicioso.

BélgicaEn el centro de Bélgica, los aficionados encestan enormes cantidades de palomas, esta concentración influye en su viaje de regreso, ya que son animales gregarios y en última instancia condiciona el resultado final. Cuanto menor sea el bando, mejor y más fácil para las palomas.
Supongamos que se sueltan en París 10.000 palomas de Limburgo, junto con 20 de Flandes Occidental, supongamos que no hay viento y que están volando en una competición combinada.
Mucho me temo que ni una sola paloma flamenca aparecerá en la lista de resultados.
Inmediatamente después de ser liberadas, las palomas flamencas tendrían que separarse del inmenso grupo que se precipita hacia Limburgo pero, ¿van a hacerlo?
No lo creo en absoluto, he sido testigo de muchas sueltas como para ello.
Al principio volarán juntas hacia el norte, luego sus rutas empezarán a divergir, las mejores y más sanas serán las primeras en abandonar el grupo y cuanto antes se separen menos vueltas tendrán que dar y mejor será su posición en la lista de resultados.
Y viceversa, claro está, cuanto más tiempo se queden con el grupo al que no pertenecen, mayor será su periplo y más baja su posición en la lista de resultados. Al menos, si consiguen aparecer en ellas.
 
El viento
Influye más cuanto mayor sea su velocidad.
Cuando el viento es NE o incluso E, todavía se puede recibir bien en el lado este, pero tengan cuidado cuando el viento llega aunque sea flojo desde el sur, porque esto va a aumentar la velocidad. Entonces, el lado este no obtendrá buenos resultados en absoluto.
VeletaPor lo demás, en las carreras en distancias más cortas, con frecuencia tendrá ventaja el grupo más alejado y cuando las distancias son más largas, la ventaja irá a parar a los palomares del grupo más cercano.
Los palomares del último grupo también se benefician de un mal comienzo.
El que las palomas pierdan mucho tiempo dando vueltas en el lugar de suelta (hecho que no se tendrá en cuenta durante los cálculos, haciendo que arrojen una velocidad inferior a la que en realidad realizaron), produce el efecto de que el grupo con menos distancia no se calcule con el tiempo suficiente.
Además, las palomas no son rayos láser. En su camino a casa se desviarán, lo menos posible, de la ruta directa. Rodeando montañas y colinas y atravesando valles.
Los cálculos de velocidad sin embargo se basan en una línea recta, por lo que las palomas han volado a mayor velocidad de lo que muestran los resultados y esta es otra ventaja para las palomas con más distancia.
Cuando todas las palomas se desvían de la ruta directa al mismo tiempo, para recuperar luego la dirección a la vez, los palomares con menos distancia volverán a estar en desventaja, una vez más, a causa de un mayor recorrido.
 
Y más…
Después de leer lo anterior, usted podría preguntarse cómo serán capaces los palomares con menos distancia de ganar alguna vez un premio.
Bueno, el primer grupo tiene también sus ventajas, sobre todo en las carreras más difíciles, cuando las distancias son más largas o las palomas tienen viento de cara.
La fatiga es un factor.
Ningún atleta correrá los 1.000 metros, en comparación, más rápido que los 100 metros.
Ningún esquiador de fondo recorrerá las mismas vueltas a partir de los 5 kilómetros que tras los primeros 500 metros.
Además, el viento casi siempre va incrementándose a lo largo del día. Esto favorece a las palomas con mayor recorrido en caso de vientos de cola, pero las perjudica en casos de vientos de pico.
Las palomas del último grupo aún pueden verse afectados por mal tiempo, mientras que el resto ya se encuentran en sus palomares. He tenido la suerte de ganar el Nacional de Orleans (de mi zona) varias veces. En una ocasión con una velocidad notoria y algunos fueron muy desdeñosos respecto a ello.
¿No había afirmado siempre que en carreras rápidas tenían desventaja los palomares con menor distancia?

FranciaY mi palomar se encontraba entre los de ese grupo. Pero esa carrera fue diferente. Se desarrolló en uno de esos raros días en que los que el viento aflojó durante el recorrido.
Si bien no se notó mucho en donde yo vivo, la gran velocidad de la carrera indicaba la posibilidad de fuerte viento sobre Francia.
Al acercarse a casa las palomas bajaron, más o menos, su velocidad ya que no podían mantener el mismo ritmo que durante las primeras horas, lo cual jugó en beneficio de los palomares con menor distancia, y en el mío y del resto de aficionados de mi área.
 
Bourges 2011
La carrera más importante en Bélgica es el Nacional de Bourges, el último fin de semana de mayo.
Este año (2011) el clima era excelente, pero algo desentonaba para que pudiese ser una carrera justa. Las palomas fueron liberadas con vientos en contra, pero los últimos 200 kilómetros el viento era SW y aumentado.
Jan van OeckelJusto lo que había pronosticado el servicio meteorológico el día anterior.
Antes de la carrera le dije a algunos compañeros que las primeras deportistas se registrarían en los palomares con mayor distancia (el área de Turnhout). Y estuvieron de acuerdo.
Y hasta me aventuré a mencionar los nombres de mis favoritos: Jan van Oeckel y Rik Hermans. Me atreví a hacer esto por las siguientes razones:
Su ubicación, la calidad de sus aves y... el hecho de que estas habían mostrado que se encontraban en excelente forma en las carreras anteriores.
Cuando llegó el día de la suelta, muchos aficionados de Flandes, como Vandenabeele, aún no habían recibido palomas y... todos los premios habían ido a recaer al área de Turnhout. Muy al norte, a la zona con mayor distancia.
Y lo crean o no, los ganadores nacionales fueron: Van Oeckel y Hermans.
Ese día vimos lo mismo en Holanda.
Braad de Joode destrozó la carrera en su provincia. ¡Y compitiendo con la mayor distancia!
Al sur de Holanda, tanto Verkerk como Bruyn (vecinos a día de hoy) corrían con las mayores distancias. Ganaron los 5 primeros premios.
 
Calidad
¿Saben, según mi opinión, lo que también afecta al resultado de una carrera?
La calidad.
Rik HermansAlgunos distritos tienen mejores palomas, y estoy convencido de que las palomas de menor calidad de tal distrito se benefician de ello.
Los grandes registros en ciertas áreas, tienen que ver con la calidad, se demuestra porque los resultados van pasando de una zona a otra.
En la actualidad, ciertos lugares dominan donde otros lo hicieron hace unos 20 años.
Por ejemplo, los aficionados buscan sorprendidos el porqué del predominio de lugares como Sint Willebrord y Dordrecht en Holanda, y las regiones de Kessel y Putte en Bélgica.
Se comete el error de no tomar en cuenta el factor calidad porque suele ser lo que menos tienen en cuenta aquellos que no están haciendo las cosas demasiado bien, pero la calidad suele ser la última cosa en la que reparan los aficionados cuando no lo están haciendo muy bien, entre otras.
 
Sectores
Para ganar en colombofilia, todo tiene que salir bien. Debemos tener palomas de calidad, tienen que estar en forma... y deben “encontrarse allí” el día adecuado.
En Holanda, en las carreras de 450 a 700 kilómetros, tratan de igualar un poco las posibilidades dividiendo las carreras en sectores, por lo que esas palomas que nunca aparecerían en  la lista de resultados de un gran concurso nacional todavía tendrían oportunidad de ganar un premio.
Lo cual es bueno, la “maquinaria colombófila” estará encendida durante más tiempo cuanto mayor sea el número de aficionados que pueden optar a ganar un premio.
En Bélgica se han dado cuenta de esto, y en la actualidad corren “Nacionales” por zonas, por lo que los aficionados de la comarca de Luik no se ven obligados a competir contra el lado oeste de Bélgica, aún así todavía hay una lista de resultados combinados.
La colombofilia es realmente un deporte de pueblo, pero la época en que cada pueblo tenía sus propios clubes con buenas competiciones ya pasó hace mucho y nunca volverá.
 
Carreras de un solo palomar. (Colombódromos)
Lo mejor de Ad SchaerlaeckensLo anterior también explica en parte la creciente popularidad en todo el mundo de las carreras con un único palomar de destino. En estas, la calidad y la forma son muy importantes, pero desaparece el factor de la ubicación del palomar.
Además, todas las palomas reciben las mismas atenciones.
En los EE.UU. y actualmente también en China, incluso hay colombófilos que crían palomas exclusivamente para participar en este tipo de carreras.
Algunos criadores chinos ni siquiera tienen palomas o un palomar propios. Compran pichones en Europa que van directamente a uno de los palomares del organizador. Allí vivirán junto con otros miles de palomas, para hacerlas competir en un futuro.
 
Este es uno de los capítulos del fantástico libro publicado por “Lofts Syndicate (Peter Fox) England” con el título:
“Lo mejor de Ad Schaerlaeckens, volumen 2”. El volumen 1 ya está agotado.
 

Traducido por Carlos Padín Cores.

Autor:

Ad Schaerlaeckens

Comentarios  


#1 Paco Bellver. 24-06-2013 19:57
Este articulo me ha fascinado, deja claro de como no existe ninguna prueba con condiciones perfectas para todos los colombofiloe de un grupo, de como algun factor sera influyente o determinante para el ganador o la zona ganadora, advirtiendo de que aunque esto sea cierto uno no debe buscar siempre culpables de una derrota fuera del propio palomar y que es importante no subestimar que otros tienen mejor calidad de palomas que uno mismo haciendole merecedor por calidad de la victoria.
Tambien deja claro de la importancia de la union colombofila en los vuelos ya que el mejor colombofilo de los tiempos volando solo, poco puede hacer.

Saludos!!
Responder

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *




+ ARTÍCULOS DEL AUTOR

Por: Ad Schaerlaeckens

Por: Ad Schaerlaeckens


Por: Ad Schaerlaeckens


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Por: Ad Schaerlaeckens


Back to top