Hace ya un buen puñado de años que conozco a Manu Mallo y puedo deciros que, si ya como compañero es impecable, como colombófilo es excepcional, no hay año que no esté peleando por los primeros puestos de las clasificaciones. Si alguien me pidiese un adjetivo con el que definirlo, sin duda alguna optaría por “currante”. Trabajador pero de los de verdad, de los que están en todos los líos a brazo partido… la junta directiva del Círculo Colombófilo Herculino, la de la Federación Columbófila Galega donde junto con Paco Prado se ocupa de la edición anual de la revista Nova Colombofilia, la asamblea de la RFCE… vamos, es de esos colombófilos a los que les gusta estar en el meollo. Por eso cuando Óscar Martínez me dijo que tenía una entrevista a semejante elemento sin publicar no me lo pensé dos veces, Manu Mallo es el prototipo de colombófilo que traemos a thepigeonsite.com.
Esperamos que disfrutéis de la entrevista de Óscar a Manu.

manumallo01

1.  ¿Cuál fue el motivo de su comienzo en la colombofilia?

Con doce años, el interés que sentía por las palomas me llevó a pedirle a mi abuela que me dejase un espacio en el hórreo de su casa, donde ubiqué tres parejas de palomas comunes. Como fui incapaz de formar una colonia debido al escaso número del que disponía y que, a su vez, era absorbido por los grandes bandos de la zona, desistí en la labor. Más adelante, mi padre, consciente de mi afición e interés, me puso en contacto con un compañero suyo de trabajo que tenía palomas mensajeras.  Este colombófilo, por diferentes circunstancias se vio obligado a deshacerse de las palomas, que curiosamente tenía albergadas en el tendedero de su piso. Consiguientemente, me regaló su equipo, con las que formé mi primer palomar. Recuerdo que mi hermano y yo las habíamos bautizado con los nombres de; “El Gigi”, “El Abel”...

2.  ¿Quién le introdujo en la colombofilia?

A raíz de la construcción del palomar en la terraza de mi casa (A Coruña), para lo cual mi tío colaboró activamente, presentándome además a un amigo intimo que practicaba esta afición. Este hombre era D. Mariano Zapata y pertenecía al Club Circulo Colombófilo Herculino.

3.  ¿Como recuerda sus primeros concursos?

Al cambiar mis padres de vivienda y siendo imposible la construcción de un nuevo palomar, me vi avocado a llevar mis palomas a casa de un amigo que me ofreció espacio  y atención. Ahí conocí a otros amigos suyos, que a la postre fueron mis primeros socios, con los que llegué a competir oficialmente. Se trataba de los hermanos Rivas.

4.  ¿Con que palomas empezó a competir?

Aparte de mis primeras palomas y de las que tenían los hermanos Rivas, recuerdo que en el Circulo Colombófilo Herculino nos cedieron varios ejemplares los hermanos Prado Valiño, D. Francisco Nogueiras, D. Mariano Zapata y alguna que habíamos adquirido en una subasta de los hermanos González, formando un cuadro reproductor con el que empezamos a viajar en el campeonato de pichones; logrando una digna clasificación.

5.  ¿Qué recuerdo tiene de sus primeros premios?

En aquella época debido a nuestros escasos conocimientos, participar en la competición ya era un logro. No obstante, llegamos a ganar una suelta a nivel social cuando por aquellas fechas éramos unos 40 socios.

6.  ¿Recuerda en sus comienzos a alguien que le hubiera aleccionado?

Nosotros entonces éramos unos niños y entre nuestra timidez y el estatus establecido por los colombófilos más veteranos, se generaba una barrera que dificultaba esa transmisión de conocimientos. Hacíamos visitas a otros palomares y sacábamos nuestras propias conclusiones.

palomamallo

7.  ¿Cómo fueron los primeros pasos viajando en solitario?

Tras la positiva experiencia con los hermanos Rivas y ante el interés de experimentar mis propios conocimientos y métodos, decidí continuar en solitario aprovechando la ocasión que me surgió a través de mi empresa, utilizando unas instalaciones cedidas gratuitamente. Debido a mis limitaciones horarias y al interés mostrado por mi hermano, formamos el tándem hermanos Mallo. Estas instalaciones fueron la catapulta para mi consagración como colombófilo. Tras mi corta estancia en dichas instalaciones, aproximadamente año y medio, compre un piso condicionado a poder montar un palomar, con lo cual, lo primero que valoré fue que el trastero pudiera albergar el palomar.

8.  ¿En donde forjó sus cimientos colombófilos?

Tras la adquisición de mi vivienda en el Burgo, completé un cuadro reproductor basado en algunos ejemplares de mi anterior etapa, junto con la compra de varias palomas procedentes del cuadro reproductor de D. Gabriel Ferrer Serra, sobre las que destacaron, la pareja “20 A”, que a la postre, sería la base de mi palomar.

30593 00

También, introduje palomas de grandes campeones belgas y holandeses por mediación de D. Adriano Cadrecha Herrero.
No obstante, mi mejor paloma, “El 532” fue un regalo de D. Ricardo Sanjurjo Areosa, que gentilmente me la cedió de pichón para vuelo y que luego se convirtió en piedra  angular de mi palomar, consiguiendo en su primer año de vuelo el AS Fondo, AS Gran Fondo y AS de Todas las Categorías.

Pedigrí del macho "532-96"

9.  ¿Qué orígenes tenían estas palomas?

La pareja denominada “20 A”, estaba formada por un macho Huysquen-Van Riel × Van Bruanne y la hembra era un producto Kremer × Catrysse.
“El 532”, era hijo de un macho consanguíneo de la pareja de “Oro” de los hermanos Kuijpers, vía D. Maurice Borgers y una consanguínea del “Short” de Vigo.

10.  De la pareja “20 A”, ¿qué ejemplares puede destacar?

La “20 A” fue una pareja cuyos hijos llegaban siempre a las pruebas de más distancia. Normalmente, al terminar las pruebas de Fondo, hacía balance y el 80 o 90% de los hijos de esta pareja, estaban presentes. En concreto hubo dos hembras(11207/97 y 11237/97) que en el año 98 llegaron de la única prueba celebrada hasta el momento en nuestro club desde Alta-Mar, cercano a la costa de Mallorca, a una distancia de 1100 Km. aproximadamente. Ambas hembras junto con otros hermanos fueron padres de grandes voladores de todas las distancias, en especial de Fondo y Gran Fondo.

41980 01

11.  ¿Y la línea de “El 532”?

Desgraciadamente, una vez recibido de Tarrasa (900 Km.), en un vuelo alrededor del palomar, faltó tras el ataque de un halcón peregrino. En aquel momento contaba con tres hijos directos, fruto del emparejamiento en la campaña deportiva con una hembra “20 A”, pasando posteriormente al cuadro reproductor. Aun así y en vista del resultado, adquirí varios hermanos de este “532”, para enriquecer dicho cuadro. De esta línea de palomas, descubrí que cruzaban bien con la línea “20 A”, obteniendo ejemplares que consiguieron premios en concursos de Larga Distancia.

12633 98

12.  Aparte de los premios conseguidos anteriormente, ¿Qué otros premios puede mencionar de estas líneas?

En el 2001 he conseguido un AS  Gran Fondo social (Hellín, 780 Km.y Cartagena, 900 Km.), con un nieto de “El 532”. En el 2004, una nieta de la pareja “20 A” (“La Gaia”), ganó la suelta desde Antequera (770 Km.) proclamándose también AS Fondo social.  Independientemente a estos resultados, varios descendientes de estas palomas consiguieron ganar diversas sueltas de larga distancia. En 2010 una hija de “La Gaia” consiguió el cuarto premio Prestigio Nacional de Fondo de Tres años. También en 2010 una hija de un consanguíneo “20 A” con una hermana del “532” fue 2º Maratón Provincial y 2º Maratón Gallego (fotografía inferior).

308144 08

13.  Soy conocedor que se trasladó de nuevo de residencia y consiguientemente de palomar, ¿la base sigue siendo la misma?

En un 80% sí, con la particularidad que poco a poco fui introduciendo refresco para estas dos líneas, basado en la adquisición de palomas directas de los hermanos Kuijpers, independientemente de la incorporación de ejemplares del palomar de vuelo tras haber realizado campañas completas incluyendo la suelta de mayor distancia. Actualmente, en el departamento de reproducción, hay un número importante de ejemplares recibidos de Hellín, Lloret de Mar, Cartagena, Tarrasa, Gerona...

14.  ¿Cómo aceptaron tanto usted como las palomas el cambio de residencia?

Hubo un periodo de adaptación, pues las condiciones ambientales eran completamente diferentes, en el sentido de la presencia de aves rapaces; halcón, azor… que me exigieron un cuadro reproductor más extenso. Pasé de tener unas pérdidas anuales de 15 palomas en mi anterior residencia, a cerca de cien en la actualidad. Debido a ello y para poder seguir compitiendo al mismo nivel, mis cálculos para poder formar un equipo de garantía en número y calidad para afrontar la campaña, me exigía criar el doble de palomas. Para disponer del número necesario de vuelo, necesitaba un cuadro reproductor de casi 25 parejas.

instalacionesmanumallo

15.  ¿Qué sistema de vuelo utilizaba en el anterior palomar?

Viajaba al Natural con perchas hasta el Fondo y en Gran Fondo jugaba en el nido, con puestas a determinadas parejas. Las mencionas posturas siempre eran enviadas sobre huevos de 7 a 12 días. Por las características de las instalaciones, estaba limitado en los entrenamientos diarios, viéndome obligado a realizar entrenamientos en carretera.

16.  Y en el nuevo, ¿qué sistema utiliza?

Básicamente utilizo el mismo sistema, con la particularidad de que gozo de mejores instalaciones y puedo controlar en la medida de lo posible (cuando me dejan las aves rapaces) los entrenamientos diarios.

17.  ¿Qué sistema de alimentación utiliza?

Hasta hace dos años, basaba toda la alimentación en primeras marcas de mixturas comerciales, pero debido a diversas circunstancias, me he visto obligado a componer yo mismo la mezcla.  Utilizo igualmente un porcentaje de mixtura comercial, añadiendo otros componentes adecuados a cada época según la exigencia; muda, cría, concurso…
En época de cría, a las reproductoras les suministro un 60% de mixtura comercial de cría,  más un 40% de maíz, cebada, trigo y veza. A esto le añado diferentes complementos alimenticios como el calcio, levadura, soja… aparte de lo habitual en cualquier palomar como podría ser el grit y la piedra de picar.
En cuanto al vuelo, en época de concursos la mezcla está basada en un 50% entre mixtura comercial sport, trigo y maíz y un 50% de cebada. A medida que avanza la distancia y en función de la exigencia, aumento el porcentaje de mixtura sport, maíz y trigo en detrimento de la cebada. No obstante, también analizo diariamente el ejercicio realizado por mis atletas, porque desgraciadamente, como comentaba anteriormente, no siempre puedo controlar el tiempo de vuelo, lo cual me obliga a variar dichas proporciones. Lógicamente, al igual que con la reproducción, añado a la mixtura, aceite que yo elaboro mezclado con calcio, levadura, vita mineral, etc. Pienso que un buen colombófilo tiene que adaptar la colonia diariamente a sus circunstancias y no seguir un sistema cerrado.

10890 07

18.  Veo que no ha mencionado la época de muda ¿cuál es su “modus operandi”?

En la muda administro el mismo pienso, si bien es cierto que, debido al aporte extra que precisan, procuro rebajar un poco la cebada.

Fin de la 1ª parte.

Óscar Martínez Mañana

Si queréis conocer un poco más a Manuel Mallo, podéis visitar su blog en:
http://manuelmallo.wordpress.com

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *




+ ARTÍCULOS DEL AUTOR

Por: Óscar Martínez Mañana

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Por: Carlos Padín Cores

Por: Xosé Pereiro Francés

Por: Óscar Martínez Mañana



Back to top