Tercera entrega de "Un país de colombofilia". Sin abandonar la costa mediterránea, donde departimos con Juan Pedro Brocal y su padre, esta semana nos desplazaremos 450 Kilómetros en dirección Suroeste, hacia tierras andaluzas.

Allí nos encontraremos con un gran conocido de todo entrenador hispano parlante que campe por la literatura colombófila “made in Spain”, el inquieto investigador autodidacta  Félix Martín Vilches.

Conoceremos al hombre detrás del teclado, sus orígenes, inquietudes y filosofía deportiva. Accederemos a uno de los pocos palomares con oficina que podemos encontrarnos fuera de los Derbis. Y entraremos de su mano en la zona umbría del panorama político de nuestro deporte.

Seremos testigos de honor de una profunda reflexión colombófila que, seguramente, remueva conciencias más allá de esta página. No pierdan detalle.

Adelante.

 

¿Félix, qué es para ti la colombofilia?

El diccionario dice que colombofilia es amor a las palomas. Muchos creen que es un deporte más, yo creo que es algo más complejo.

Para mí, por un lado, la colombofilia es un arte, pues tienes que dominar un montón de complejas disciplinas para conseguir que una paloma venga desde muchos cientos de kilómetros y además queremos que gane. Por otro lado, es un deporte pues hay competiciones donde lo que cuenta son los metros/minuto, que es la forma de medir el esfuerzo que hace la paloma al volver a casa y donde, en definitiva, ella es la deportista y nosotros simplemente los entrenadores.

 

¿Cuánto hace que tienes y que compites con palomas mensajeras?

Hice el palomar en el 2004 y en ese mismo año saqué la primera cosecha de pichones. Desde entonces trato de sacar la cabeza del bidón de la mediocridad, pero que si quieres arroz Catalina...

 

Descríbete como colombófilo:

 

a.       ¿De donde te viene la afición?

 

Siempre me gustaron las palomas. Mi abuela tenía palomas que iban a los sembrados a buscarse la vida. Esperaba impaciente cada sábado para ir a coger los 15 o 20 pichones destetables para llevarlos a vender a una carnicería.

Ya más mayor, iba a un colegio en Madrid, donde uno de los propietarios era colombófilo y en la azotea del edificio tenía el palomar. Por las tardes, al salir de las clases, un amigo y yo nos quedábamos con la boca abierta viendo a las palomas entrenar. Un día nos caldeamos e intentamos buscar el apoyo de nuestro maestro para que nos iniciase en este deporte, fueron muchos los inconvenientes que el maestro nos puso en el camino para que pudiésemos ser colombófilos, de tal manera que a los pocos días montamos nuestro palomar de palomos de pica con cajas de madera y dejamos aparcado por muchos años el proyecto de volar mensajeras.

 

Felix Martín Vilches con D. Carlos Marquez Prats

 

b.      Lugar y Federación en la que compites

Mi palomar está en Estepona, Málaga y me abriga de los vientos del Norte (casi inexistentes) la serranía de Ronda que en muchas ocasiones se convierte en un muro infranqueable para las palomas, de mas de 60 Km. de largo por 40 de ancho (por carretera).

Mi Federación es la Andaluza.

 

En el  Derby de Granada con Juan Merchan Claramonte.

 

 

 

c.       Tipo de instalaciones.

Tengo un palomar de reproducción de 40 m2, y 6 palomares de vuelo con aproximadamente 120 m2 donde además hay almacén y oficina. Además tengo 12 palomares con amplios voladeros para las 20 razas de palomas de vuelo y de belleza que también tengo.

 

d.      Nº de palomas y de parejas reproductoras.

Este año empecé con 240 palomas de vuelo, entre pichones y palomas adultas .He llegado a tener 24 parejas reproductoras, actualmente tengo solo 14 parejas, y son muchas, estoy tratando de bajar la cantidad subiendo la calidad, pero no es tarea fácil.

 

e.       Líneas de sangre preferidas. Si las tienes.

Me interesan las palomas de Fondo que es lo único que se puede volar en un club donde del palomar más oriental al más occidental hay más de 150 Km.

No me preocupo por la estirpe, es una asignatura que tengo pendiente esa de conocer a los creadores de dinastías de palomas, pero de momento en ese berenjenal no me meto, todas las asignaturas no las puedes llevar para adelante, alguna hay que ir dejando para el curso siguiente.

 

f.        Sistema de competición.

Hasta esta temporada había volado en celibato, este año he cambiado al palito buscando alguna mejora, pero no he visto mucha diferencia entre uno y otro sistema. Creo que todos los sistemas son buenos, lo malo es que tenemos que aplicarlos en su justa medida y al menos a mí, me cuesta darles esos ajustes precisos.

 

Exterior de sus instalaciones.

 

 

Vuelas en Estepona (Málaga-Andalucía). ¿Cuál es vuestra ruta de vuelo?

Estos últimos años estamos volando por el centro, es decir Córdoba, Jaén, Guadalajara, Toledo, Burgos, León y Pamplona, aunque luego tenemos una prueba muy dura, Lugo y otra que tampoco es un regalo que es Dax en Francia, como verás, empezamos por el centro para luego en los Grandes Fondos volar en tres direcciones, la verdad es que nunca lo entendí.

 

¿Cuál es, para ti, el handicap más grande al que deben enfrentarse las palomas en esa ruta?

En esta ruta, veo que las palomas tienen que saltarse varios sistemas montañosos muy duros, mientras que si voláramos por la ruta de la Plata (por Extremadura hacia Galicia) la geografía sería un poco más benigna.

Cuando entreno particularmente, mis palomas suelen saltar la serranía de Ronda y llegan al palomar antes que yo, pero cuando concurso, las palomas se dejan llevar arrastradas y, en vez de saltar la Serranía, se van con el bando y me hacen 100 Km. de propina. Este año la mayoría de entrenamientos los haré contra reloj, es decir, una a una, ya te diré los resultados.

 

¿Crees que hacen falta palomas especiales para las rutas de vuelo en zonas con altas temperaturas, o sirven todas las palomas a condición de que estén bien preparadas y aclimatadas?

Las palomas son uno de los animales de sangre caliente que mejor se adaptan a cualquier climatología, como tú dices hay que aclimatarlas necesitando algunas generaciones para ello. Imaginemos una paloma que durante muchas generaciones ha volado en Galicia, por ejemplo, me imagino que su plumaje estará mejor adaptado a la humedad y a la niebla que el de una paloma cuyos ascendientes hayan volado en tierras muy cálidas y poco húmedas como las andaluzas. Y esa adaptabilidad no se consigue de un día para otro, pero es posible.

 

¿Tienes alguna suelta en especial que te traiga buenos recuerdos?

Fui invitado a un Derby particular que organizó en Guadix (Granada), el colombófilo Sebastián Generoso. El día del concurso final nos reunimos más de 100 personas para esperar a las palomas. Mi paloma quedó en primer puesto, guardo con mucho cariño la copa artística hecha por los artesanos de la cerámica de la zona, que me regaló Sebastián.

 

Interior de uno de sus palomares.

 

 

¿Alguna que te los traiga malos?

Participé en el CAAM 1ª edición, que como sabes era un concurso particular organizado en el 2008, donde podíamos participar colombófilos de toda la costa mediterránea española, desde

Gerona hasta Cádiz. Se soltó en la Torre de Hércules (A Coruña). Participé con un equipo de 3 palomas y dos de ellas llegaron la 4ª y la 8ª con lo que quede como campeón por equipos del rayón de

800 Km., al ser el único participante que metió 2 palomas del mismo equipo. Se me felicitó por la organización del evento en su página Web y en el foro de Márquez, pero se hizo una entrega de premios en el Derby de Murcia con nocturnidad y alevosía donde ni se me avisó a mí, ni a algunos compañeros más ganadores de premio. Me costó que se reconociera mi triunfo pues se argumentaba que el premio había quedado desierto. Al fin lo conseguí y sentí vergüenza ajena.

Saqué una lección: “el que se acuesta con niños, amanece meado”.

 

¿Cual es tu palmarés deportivo?

Esto de las palomas mensajeras hay que tomárselo con tranquilidad, al menos yo creo que el primer paso que hay que dar es conocer a la paloma, conocerla tanto física como psíquicamente, conocer su etología. Yo ando medio superando esta fase, luego habrá que pasar con todo ese armamento pesado al mundo competitivo.

Aunque compito en todos los concursos que puedo, cuando voy al club, designo las primeras palomas que me vienen a la mano, ni me importan los puntos ni pongo mucho interés en las clasificaciones, me interesa más que me vuelvan las palomas en tiempo. Claro que me gusta ganar, pero no me quita el sueño.

Tuve, hace 3 años, mi año de gloria en el club y conseguí una caja llena de hojalata y un tercer premio de un 600 regional.

También, como dije antes, gané el I Derby de Ganada y fui campeón por equipos en el rayón de Gran

Fondo del CAAM en su primera edición.

Llevo tres años que no gano ni una chapa.

 

¿Qué opinas sobre el debate palomas y ejército sí/palomas y ejército no, derivado del famoso Real Decreto 164/2010, de 19 de febrero?

Primero te he de decir que soy antimilitarista y que la paloma es un signo de paz, aunque desgraciadamente se haya utilizado para la guerra, es un contrasentido. Una vez hecha esta puntualización, te puedo decir que quitar el servicio de palomares militares es una torpeza cometida por nuestro ejercito, pues las palomas siguen siendo un recurso seguro de comunicación y no se sabe cuando van a necesitarse. Intuyo que se suprimieron por una cuestión de presupuesto y, como siempre, se empieza eliminando el chocolate del loro (los palomares) que es lo que menos cuesta.

Al menos con los palomares militares funcionando, nuestras palomas estaban consideradas de utilidad pública y en cierto modo protegidas oficialmente, ahora... ni eso.

 

¿Una idea que mejoraría nuestro deporte sería…?

Uno de los muchos talones de Aquiles que tiene la colombofilia es que no hay soltadores lo suficientemente preparados, aunque esos compañeros pongan lo mejor de si para que la suelta sea un éxito. Se pierden mas de 300.000 palomas españolas /año, muchas de ellas víctimas de una suelta indebida. Cada paloma que un colombófilo pierde en una de estas sueltas es un motivo de desmoralización y un paso hacia el abandono de la afición. Creo que al igual que se hacen cursillos para jueces, con más razón práctica, habría que formar a los responsables de suelta para que tuviesen muchos más elementos de juicio a la hora de ordenar soltar y no se fiasen solamente de como está el cielo en el punto de suelta.

Con soltadores más profesionales y más formados, nos ahorraríamos mucho dinero y muchos descuelgues de aficionados.

 

¿Danos un diagnóstico de la “cultura colombófila” en nuestro país?

La colombofilia es un doctorado, aquí no vale con tener un recinto para palomas y echarles trigo todos los días, hay que dominar muchas disciplinas para preparar una paloma, que vuelva de 700 Km. y además gane.

Las cosas se aprenden practicando, oyendo a los demás y leyendo. La mayoría de colombófilos no han tenido otra opción para aprender que la de relacionarse con los compañeros e ir aprendiendo poco a poco. No somos un país muy dado a la lectura ni a la publicación de revistas y libros sobre el tema. Los pocos libros que hay son en su mayoría traducciones de autores foráneos y son muchas las revistas que han comenzado su andadura con mucha ilusión, pero por falta de suscriptores, de colaboradores, u otras razones, van cayendo una tras otra sin solución de continuidad.

La cosa cambia sustancialmente si ese colombófilo tiene acceso a Internet, donde tiene una avalancha de formación e información al alcance de su mano.

Cuando yo empecé, no tenía Internet y me costaba un triunfo conseguir documentación e información que calmara en cierta medida esa necesidad de conocimientos. En esos momentos eché de menos una  biblioteca en mi club con sus libros y revistas, y la sigo echando. Creo que en todos los estamentos colombófilos priman tan solo los aspectos deportivos en detrimento de la colombofilia social y cultural, no se hace mucho al respecto, bueno, en honor de la verdad y salvo excepciones, no se hace nada en esos aspectos de la colombofilia.

Mi diagnostico es que, dentro de esas limitaciones que tenemos, muchos aficionados tienen un afán enorme de superación y procuran “autoformarse” colombofilamente hablando, pero como en todas las disciplinas de la vida, nunca se sabe lo suficiente y hay que ir cegando todos los días esas lagunas que aún no dominamos.

Los colombófilos hemos de ser un océano de conocimientos aunque tengamos tan solo un dedo de profundidad.

 

Recibiendo de D. Sebastián Generoso el trofeo como ganador del Derby de Granada.

 

 

¿Por qué crees que la colombofilia en nuestro país dista mucho de ser el deporte nacional?

La colombofilia fue deporte nacional en algunos países porque la televisión estaba en pañales y aún el coche utilitario no estaba a la altura del bolsillo de mucha gente. Esos países hoy pierden aficionados exponencialmente y la edad media de los que quedan es alarmantemente alta.

La colombofilia nunca podrá ser un deporte de masas por la sencilla razón de que no hay espectáculo. Tan solo los Derbis pueden ofrecer algo de ese espectáculo, pero tampoco demasiado, pues ver a una paloma que llega de un concurso es cosa de pocos segundos y tan solo emociona a los que compiten o hacen apuestas. Definitivamente no hay espectáculo.

Por otro lado montar un palomar y mantenerlo económicamente es un reto que no todos pueden soportar. Como tampoco todo el mundo tiene la capacidad de sufrimiento que supone dedicar los 365 días del año a cuidar, limpiar, y entrenar las palomas.

 

¿Como ves el panorama de la colombofilia políticamente?

La RFCE, que debería ser un motor dinamizador de la colombofilia nacional, es un lastre que frena cuando no hace retroceder, el dinamismo que exige cualquier actividad deportiva.

Hoy por hoy, la RFCE es una Torre de Babel donde cada cual solo se entiende a si mismo y a veces ni eso. Por un lado las Federaciones madrileña, andaluza y canaria andan rumiando una especie de secesión que en el mejor de los casos provocará muchas tensiones, no solo a altos niveles sino incluso a nivel de clubes. Luego está el frente oficilista con la ilusa convicción de que poniendo sanciones se resuelven los problemas, cuando la realidad es la contraria. Una defensa es un buen ataque es el eslogan más utilizado en esta guerra de guerrillas que los colombófilos de a pie no oímos pero que existe y se libra a diario.

No me entra en la cabeza que tan solo los gastos de nómina de los empleados de la RFCE superen a los ingresos que se reciben vía subvenciones oficiales y esos empleados dediquen muchas de sus horas laborales a vender productos, para con los beneficios poder mantener los gastos corrientes de la RFCE. De locos.

Creo que la existencia de la RFCE es incuestionablemente necesaria, pero no de esta RFCE donde el que se mueve no sale en la foto y le castigan contra la pared. Hay que sacar a la RFCE del ostracismo y del tancredismo y coger el toro de la colombofilia por los cuernos para poder dominarlo.

La actual situación de la colombofilia nacional solo es una vuelta de tuerca más de la sinrazón que nos llevará por este camino a un embolao de difícil solución.

 

Última pregunta. ¿Qué sabes acerca de, o cómo te imaginas, la colombofilia en Cantabria?

Hace mas de 10 años supe de la colombofilia cántabra porque vi en una revista una entrevista que hacían a un colombófilo chino afincado allí, aquel recorte de la revista aún lo guardo, pero poco más sé aparte de lo que se habla en las revistas o foros.

Ten en cuenta que incluso en cada club se hace una colombofilia diferente  sobre todo en función de la orografía, de modo que cuanto mas lejos estemos de la zona, más desconocimiento tendremos.

En función de la orografía y de la climatología me imagino que es de extrema dureza aunque quizás un poco menos dura que la gallega o la asturiana.

No te puedo decir más que esto.

 

¿Algo más que añadir?

Pues sí, quisiera decir que gente como tú, Fernando de la Fuente, J.J. Josué, Eduardo González, Carlos Márquez, Tomás Montiel, Paco Prado y tantos otros..., hacen con su esfuerzo que día a día la colombofilia sea algo más que volar palomas y que los colombófilos nos vayamos poniendo al día de forma intensiva.

Félix, socio, gracias por acompañarnos en este trayecto por tu parcela de colombofilia. Y por mostrarnos parte de las dos caras de la moneda de uso corriente en nuestro deporte. El anverso y el reverso, esta vez y solo para la colombofilia, ambos tenebrosos.

Desde Vilagarcia de Arousa, a 750 Kilómetros de distancia de tu casa y de tu palomar, os saludo a ti y a tu familia y os mando los mejores deseos para el futuro en nombre de todos los que colaboramos con thepigeonsite.com.

Un abrazo a todos.

Carlos Padín Cores.

 

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *




+ ARTÍCULOS DEL AUTOR


Por: Carlos Padín Cores

Por: Carlos Padín Cores

Por: Carlos Padín Cores


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Back to top