Resumen

Hay más de 2.100 colombófilos en Irlanda del Norte, con aproximadamente 150.000 palomas mensajeras.
Históricamente, este deporte ha tenido poca implicación veterinaria, los aficionados dependen en gran medida de diferentes mejunjes caseros o tratamientos rutinarios y de los antibióticos obtenidos principalmente por correspondencia desde el extranjero.
En los últimos años se ha constatado un incremento de las pérdidas de aves jóvenes, hasta el 90% en algunos casos. Tradicionalmente, se sabe que las palomas jóvenes sufren de una variedad de enfermedades entre las que podríamos incluir: tricomoniasis,  capillariasis, coccocidiosis, colibacilosis, infección por paramixovirus, salmonelosis y clamidiosis. Añadiendo recientemente infecciones por megabacterias, adenovirus y circovirus, identificadas también durante la rutina veterinaria en algunas aves jóvenes.
Para la mayoría de propietarios, el término “enfermedad de palomas jóvenes” es una frase comodín con la que definir lo que posiblemente sea un cuadro de diagnosis multifactorial.
Este estudio involucra la investigación de enfermedades en palomas mensajeras jóvenes.

Introducción

Los concursos de pichones en Irlanda del Norte se llevan a cabo de Julio a Septiembre de forma anual.  Las aves criadas durante el año se enfrentan entre sí a distancias comprendidas entre los 80 y los 400 Km. con un beneficio por premio de hasta 3000 £. Obviamente criar temprano aporta el beneficio de poder contar con un grupo de animales más maduros, por lo cual la mayoría de emparejamientos se llevan a cabo en Enero y casi todos los colombófilos pueden contar con un nutrido grupo de atletas a los que entrenar a fondo en Mayo.
En este trabajo preliminar, se presentan los resultados de muestras procedentes de palomas jóvenes (es decir, las aves nacidas en la año de estudio) recabados tras un examen veterinario.
Las muestras de las que se compone dicho estudio podrían dividirse en tres categorías principales:

1.    Las tomadas durante el examen clínico y / o examen post mortem de las palomas.
2.    Muestras de heces de palomas jóvenes para examen parasitológico.
3.    Hisopados de las cavidades oral y faríngea de palomas jóvenes para el examen citológico. 


Material y Métodos

Las muestras investigadas fueron presentadas por diversas razones, desde: pobres resultados deportivos y negativa a entrenar, hasta los signos más evidentes de enfermedad, tales como falta de apetito, vómitos, diarrea, estornudos, conjuntivitis, pérdida de peso, síntomas catarrales y muerte.
Los exámenes clínicos se llevaron a cabo en grupos de hasta 6 aves vivas que se presentaron a causa de enfermedades crónicas en palomares de aves jóvenes. Estas aves fueron elegidas por sus mismos propietarios debido a que reunían características preocupantes. Fueron pesadas e inspeccionadas para reconocer posibles anormalidades visibles o palpables en la cabeza, ojos, oídos, boca, cuello, cuerpo, alas, patas y plumas.  En todos los casos las muestras de excrementos frescos fueron recogidas para una evaluación parasitológica directa mediante el cultivo de la muestra así como para un examen de la misma tras ser sometida a un tratamiento de flotación salina. Los hisopados de la cloaca y las disoluciones de heces fueron cultivados para diferentes exámenes citológicos directos.
En cada uno de los casos, las restricciones financieras limitaron el alcance de la investigación solicitada por los propietarios y sólo en algunos pudieron llevarse a cabo cultivos de tejidos o muestras, como dictaban las conclusiones clínicas iniciales.  Del mismo modo, los exámenes post mortem se realizaron en casos puntuales y únicamente después de que la primera evaluación clínica requiriese una confirmación del diagnóstico que aportara una información más valiosa.
Además, muestras de entre 10 a 100 g. de heces de paloma seleccionadas por el propietario de individuos con síntomas representativos de los problemas más comunes, fueron remitidas por correo para ser examinadas de la misma forma que se describe arriba.
Los propietarios también recogieron hisopados del tracto oral y faríngeo de tres de sus aves jóvenes que presentasen algún signo evidente de problema. Dichos hisopos fueron colocados en un medio de cultivo para tricomonas (en el laboratorio M, Bury, Reino Unido) y remitido por correo para su examen tal y como se describe más arriba para los cultivos de hisopados.

Resultados

El peso de las aves examinadas osciló entre los 238 y los 539 g. con una media de 363 g. (n = 26).

Tabla 1. Tipo de examen, número de palomares y número de aves representado.

tabla-1

 Tabla 2. Diagnóstico de los resultados de exámenes clínicos y post mortem a partir de 16 palomares a un grupo de 848 aves (el 66% de los palomares presentaban signos de etiología multifactorial).

tabla-2

* La importancia de la presencia de paramixovirus en el palomar depende de si las palomas han sido vacunadas o no.


Tabla 3. Diagnóstico de los resultados de los exámenes fecales a partir de 28 palomares a un grupo de 1.536 aves.

tabla-3

Tabla 4.  Diagnóstico de los resultados para los exámenes de hisopado oro-faríngeo en 14 palomares comprendiendo un grupo de 444 aves.

tabla-4

Debate

Las enfermedades de origen protozoario fueron la causa más común de afección en este estudio. Sin embargo varios agentes etiológicos se observaban de forma común en cada uno de los palomares. Como en otros estudios, se constató la presencia de Hexamita (N. del T.- Organismo protozoario, parásito del intestino delgado y residente concretamente en su lumen, cuya etapa infectiva se compone de cistos que son expulsados al exterior junto con las heces de la paloma anfitrión.) en hisopados de la cloaca y cultivos de muestras de heces (Pennycott, 1994; Hooimeijer, 1995). Las infecciones virales sólo se determinaron por medio de la presencia de lesiones histológicas -en los tejidos- (Adenovirus, Circovirus) y serología (Paramixovirus).  Debido a la naturaleza del estudio es probable que las enfermedades virales estén representadas por debajo de sus valores reales siendo necesario trabajar más para determinar la contribución de los virus a las dolencias de palomas jóvenes. Los ectoparásitos (piojos) también resultaron ser muy comunes y se consideran como indicadores de enfermedad.
La candidiasis es otra enfermedad hallada de forma común a lo largo del estudio. Por lo general, esta enfermedad suele estar asociada a cuadros de deficiencia de Vitamina-A o a una administración prolongada de antibióticos. Ambos factores merecerían un estudio más detenido en relación al papel que juega esta infección por hongos en el grupo de enfermedades de palomas jóvenes.
img 3369Como se explica al principio, los aficionados irlandeses dependen en gran medida de diferentes mejunjes y tratamientos habituales así como de los antibióticos obtenidos principalmente por correspondencia desde el extranjero. En la mayoría de los casos se desconocen las composiciones de estos tratamientos.  La mayor parte de las aves son tratadas para los coccidios, tricomonas y gusanos de forma habitual por parte de los propietarios así como ante la aparición de cualquier signo de pérdida de salud.
La eficacia de estos remedios caseros pudo ser un factor influyente en los resultados de este estudio. Por ejemplo, no hubo evidencia de coccidios en las aves examinadas clínicamente, mientras que era común hallarlos en las muestras fecales remitidas por correo, aunque la mayoría a niveles poco apreciables. Esto parece sugerir que los remedios caseros contra los coccidios están dando buenos resultados. Por el contrario, la tricomoniasis es muy frecuente a pesar de la búsqueda incesante de remedios caseros por parte de los propietarios. Aunque la mayoría de recursos contra esta enfermedad basan su eficacia en el imidazol y su efectividad variable podría deberse a la incorrecta dosificación o corta duración del tratamiento. Fue difícil hallar gusanos en las muestras del estudio, por tanto puede que otra vez los remedios caseros estén cumpliendo las expectativas. Los casos donde se constató infestación de gusanos, estaban asociados a síntomas clínicos evidentes de la enfermedad y  cuando se observó alguna de las especies de Capilaria fue siempre asociada con la pérdida de peso severa e incluso la muerte.

Conclusiones

Las palomas jóvenes se ven afectadas por una serie de patologías y en muchos palomares existen pruebas de que los casos clínicos son de etiología multifactorial. Debe trabajarse necesariamente en definir con mayor precisión las entidades infecciosas y parasitarias que afectan a las palomas jóvenes y el término "enfermedad de la paloma joven" también necesitaría una mejor definición.
Por si solos, los exámenes fecales y los frotis orales y faríngeos tienen, hasta cierto punto, una capacidad limitada de diagnosis,  pero al combinarlos en el estudio de enfermedades en aves jóvenes, los resultados muestran que estas dos técnicas son excelentes instrumentos de investigación preliminar para una amplia gama de agentes infecciosos.


Agradecimientos

Al Departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de Irlanda del Norte por la ayuda con los diagnósticos virales.
Gracias también a Clare Scullion por la asistencia técnica.

Referencias

Hooimeijer, J. (1995): Casos de Hexamitiasis en palomas mensajeras. Actas de la Conferencia Anual de la Asociación de Veterinarios aviares, pp. 385-390.
Pennycott, T. (1994): Enfermedades de la paloma - Resultados de un laboratorio de diagnóstico de Escocia. Conferencia Anual de la Asociación de Veterinarios aviares. pp. 231-239.

Scullion, F.T. y Scullion, M.G.

16 Cranlome Road, Ballygawley, Co Tyrone, Irlanda del Norte.  BT70 2HS

Traducido por Carlos Padín Cores.
Marzo - 2009

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con un *





Back to top